Vivir sin cuestionar(se)

Soy, he sido y seré partidario de la cultura liberal. Es la mejor forma de vida inventada hasta ahora. Pero no me engaño: en su interior hay fuerzas oscuras, contrarias a la libertad que tanto pregona. Por ejemplo, ese monstruo autoritario, implacable, peor que diez tiranos juntos: la corrección política. Hay un puñado de “verdades” liberales que no podemos poner en duda sin pagar un precio muy alto. Como no hay incentivo para el análisis y el debate, quienes asumen el ideario y la forma de vida liberal suelen abstenerse de pensar y cuestionar. Esta inacción dialéctica les hace perder las habilidades intelectuales necesarias para el debate racional, por lo que sólo les queda la violenta descalificación del oponente y, en ocasiones, su proscripción.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s